martes, 6 de febrero de 2018

Crea tu propia caja luz

Desde hace tiempo queremos construir una mesa de luz pero por falta de espacio íbamos dejándolo para más adelante. Estas navidades nos han traído de regalo a casa una caja de vino de esas de tres botellas y se nos ocurrió crear una CAJA DE LUZ. Esta caja de luz tiene unos beneficios añadidos a la mesa, ya que es portátil, es más económica y fácil de crear.

Este recurso es un recurso erróneamente conocido como parte de la metodología Montessori ya que forma parte de la Filosofía de Reggio Emilia, para quien no conozca esta filosofía os dejo aquí la explicación de Bellelli Educación donde podremos saber más. 

Este material es muy atractivo para los niños y tiene una gran utilidad en educación. Pero ¿por qué deberíamos utilizar las cajas de luz?

- Estimula. Con este material estimularemos el sentido de la vista a la hora de trabajar con la luz apagada resaltando todo aquello que utilizamos en ella: letras, números, experimentos, radiografías, hojas, etc. 

- Atención. El brillo de los materiales a través de la luz provocan una mejora en la atención y la concentración en la realización de las actividades. 

- Multidisciplinario. Se pueden realizar infinidad de actividades diferentes, actividades de lectoescritura, lógico-matemática, ciencia, expresión plástica, etc. 

- Relajación. La forma de trabajar con la luz apagada fomenta la relajación y hace que los más pequeños se concentren y se relajen a la hora de trabajar las actividades propuestas, actividades que suelen ser muy divertidas y lúdicas.

- Creación de ambiente mágico.

- Fomenta la creatividad y la imaginación.

- Mejora el gusto por el aprendizaje. Al trabajar actividades manipulativas se produce automáticamente aprendizaje significativo, trabajar con la caja de luz enriquecerá y provocará curiosidad y motivación en los más pequeños.

Una vez visto en que nos va a ayudar la creación de una mesa/caja de luz vamos a lo que nos ocupa: el tutorial para crear una caja de luz con un presupuesto reducido. 

¿Que vamos a necesitar?

MATERIALES

- Caja de vino de madera = gratis si la consigues en una tienda de comida o un bar, también puede ser una caja de fruta o algo por el estilo (dependerá el tamaño que queráis)
- Regleta compacta fluorescente T5 6W = nuestro foco que viene con cable costó 7,50€, también puede ponerse con bombillas que cambian de color como las de IKEA. 
- Spray efecto cromo o papel de aluminio = el que usamos era de Titanlux y valió 6,50€ pero los hay mucho más baratos o puedes utilizar papel de aluminio pegado. 
- Metacrilato translucido = nos costó 3,50€ y medía 31x34 cm. Nosotros lo compramos en la típica tienda de bricolaje pequeña, la típica de pueblo ya que en las grandes superficies como Leroy o Bricomart te venden la pieza entera de 1 metro cuadrado y te sale muchísimo más caro. 

HERRAMIENTAS

- Taladro o berbiquí
- Taco de lija
- Destornillador o pegamento
- Lápiz
- Cinta de pintor

¿Cómo lo vamos a hacer?

Es muy importante saber que en muchos casos se puede hacer la instalación de la luz de manera manual, comprar el casquillo que tu quieras, las bombillas que necesites y quieras y conectarlas a un cable con enchufe e interruptor, pero nos ha parecido más sencillo con este foco ya que viene todo preparado, es más rápido, fácil e incluso barato. 

Una vez explicado esto lo primero que tenemos que hacer es preparar la zona de trabajo forrando todo con papel de periódico, tela o algún material que proteja de la suciedad. Comenzaremos decidiendo por que lado sacaremos el cable de la luz y hacer el agujero por el que sacarlo. En nuestro caso lo vamos a hacer de quita y pon el cable para poder guardarlo dentro de la caja y no tener que llevarlo colgando, por ello hemos decidido sacarlo por el lado del asa, mucho más cómodo.

Medimos donde tiene que ir la luz para que vaya centrada y marcamos la zona para agujerear con el taladro. Esto debemos hacerlo con mucho cuidado ya que si nos pasamos de tamaño el cable no quedará ajustado.
Una vez realizado el agujero para la luz nos disponemos a lijar la caja, ya que si vamos a utilizarla como material educativo es peligroso que nos clavemos o se clave alguien una astilla de la caja de pino. Utilizaremos un taco de Lija que en cualquier ferretería te vale entre 0,50 y 1 €. Es importante lijar bien las esquinas y no dejar astillas en el borde ya que sino podemos pincharnos, debemos dejarlo todo muy redondeado y suave. 
Ya tenemos la caja lijada ahora nos falta pintar el interior con el spray efecto Cromo, en este caso recomiendo hacerlo en el exterior ya que al ser un spray es más cómodo que hacerlo en casa ya que huele mucho a pintura y corres el riesgo de pintar lo que tengas alrededor. Protege los cantos de la caja con cinta de pintor, agita el spray y comienza a pulverizarlo echando capas finas sin que llegue a cubrir del todo y dejando secar, nosotras hemos dado tres capas de spray.  
Lo recomendable en este caso es dejar secar bien la última capa, nosotros la dejamos secar toda la noche. Si no te gusta la idea del spray puedes realizarlo pegando papel de aluminio a todos los laterales de la caja aunque nos parece un poco más trabajoso. Con estos materiales conseguiremos que reflecte la luz de manera uniforme hacia el metacrilato. 
Mientras seca y no, vamos a preparar la tapa de la caja con el metacrilato y es que utilizando la caja de vino lo que hemos hecho es quitarle el borde a la tapa de chapacumen para ponérsela al metacrilato. Esto lo hemos hecho quitando las grapas que venían agarrando y adhiriéndolo con pegamento de contacto al metacrilato, este pegamento seca rápido y nos permite abrir la caja con facilidad y que la caja quede rematada bonita por todos los cantos. 
Ya tenemos casi todo, sólo nos falta fijar la luz a la caja y esto podemos hacerlo de dos modos: pegando el foco fluorescente al fondo de la caja o atornillando este al fondo de la caja. Para lo segundo nos harán falta dos tacos de madera ya que el fondo de la caja es muy fino para ponerle tornillos. Nosotros nos hemos decantado por pegarlo con pegamento de contacto, más rápido y efectivo, si quieres tener la facilidad para cambiar esa luz en un futuro entonces te recomendamos atornillarlo. 
Ya tenemos nuestra caja de luz lista para poder utilizarla. Pero ¿Qué materiales podemos utilizar?
Para utilizar la caja de luz podemos fabricar y utilizar infinitos materiales muy estimulantes para los niños. Con materiales que ensucian como gelatina, hielos tintados o acuarelas debemos forrar la caja con film transparente o algo del estilo. 

Nosotras somos muy fan del papel de vidrio o las láminas de acetato de colores, son translucidas y baratas, ya que incluso a podemos utilizar separadores de archivador que por 1-2€ puedes conseguir hasta 6 colores.

Os vamos a detallar una seria de actividades que podemos realizar:

- Lectoescritura: letras hechas con papel de vidrio o láminas de acetato de colores, con bandejas transparentes y pan rayado, lentejas o elementos de este tipo dibujar letras...

- Lógico-matemática: números hechos con papel de vidrio o láminas de acetato, clasificar en recipientes transparentes elementos por colores o formas, seriaciones con diferentes elementos como formas geométricas hechas en láminas de acetato, etc.

- Experimentación: trasvases de líquidos tintados en recipientes transparentes para trabajar las mezclas de colores, experimentación sensorial con gelatina de colores, ver radiografías o analizar elementos naturales como las hojas de los árboles, pétalos de flor, plumas que encontremos de algún pájaro, etc.

- Literatura infantil: podemos calcar en láminas transparentes de vidrio personajes de cuentos con los que contar historias encima de la caja de luz, así como podemos hacer cuento de sombras con la silueta de los personajes en cartulina o gomaeva negra. 

Podemos encontrar infinidad de accesorios de mesa/caja de luz por internet pero en este caso hablamos de recursos de elaboración propia y que se pueden conseguir con un presupuesto bajo. No os mostramos fotos porque todavía no nos ha dado tiempo a elaborar materiales pero pronto os traeremos otro post con todos los materiales para trabajar en la mesa de luz. 

Para que vayáis abriendo boca os dejo un post de PEQUEfelicidad donde explica ¿Por qué y cómo usar la mesa de luz? Ahí encontraréis infinidad de fotos de actividades molonas (Si quieres verlo click aquí)

Esperamos que os guste mucho y si os animáis a elaborarla nos enseñéis vuestras creaciones. Ahora sólo toca disfrutar y dejar volar la imaginación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario